3102203971 - Carrera 23 #124-70 Of. 407 ,Bogotá

Líneas de Expresión

Lineas de Expresión – Arrugas Cara

Las líneas de expresión, comúnmente llamadas «patas de gallina» o «arrugas del entrecejo», son las arrugas que se forman en la piel de la cara como consecuencia de la gesticulación o contracción de los músculos faciales. La toxina botulínica se ha utilizado por muchos años para tratamiento médico terapéutico y, desde hace relativamente poco tiempo en el área de la cirugía plástica y medicina estética.

Horario de atención:

Cualquier día con Cita Previa

FORMULARIO DE CONTACTO

¿Qué es la Toxina Botulínica?

Es una toxina de estructura proteica que ha sido purificada y es producto (exotoxina) de la bacteria Clostridium Botulinum. Existen diferentes variedades de toxinas producto de esta bacteria, pero en la practica se utiliza solamente la toxina del tipo «A».

¿Cómo actúa la Toxina Botulínica Tipo «A»?

La toxina botulínica produce un bloqueo del impulso nervioso que llega al músculo. Este fenómeno bioquímico hace que músculo disminuya su capacidad de contracción. Por esta causa, al no contraerse el músculo facial, la piel que lo cubre se relaja y las arrugas o lineas de expresión que antes se marcaban, se suavizan y dejan de acentuarse e incluso desaparecen. Este proceso, también previene la formación de nuevas arrugas.

¿Qué áreas pueden ser tratadas?

Con la toxina botulínica tipo A se pueden tratar, de forma efectiva, las líneas de expresión o arrugas de la frente, el entrecejo, las patas de gallina y el cuello, obteniendo excelentes resultados. El tratamiento con toxina botulínica se puede complementar con la aplicación de acido hilurónico para rellenar pliegues profundos.

PROCEDIMIENTO:

El procedimiento se realiza en el consultorio con el o la paciente en posición sentada. Se coloca hielo en las zonas a tratar para disminuir el dolor de la inyección. La técnica consiste en inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica tipo A en la cara, a nivel de los músculos que producen las arrugas o líneas de expresión.  Para aplicar con mayor exactitud se le pide al paciente que contraiga los músculos que van a ser tratados y con una jeringa y aguja muy delgada se infiltra la sustancia.

Después de la aplicación de la toxina botulínica, el paciente debe permanecer erguido(no acostarse) por al menos cuatro horas, para que la sustancia se distribuya efectivamente en la zona aplicada y no se difunda a otras zonas

El efecto de la toxina botulínica empieza a manifestarse al séptimo o décimo día después de su aplicación y tiene una duración de 4 a 6 meses aproximadamente. El resultado de este tratamiento es individual, pudiendo durar el efecto en unas personas más que en otras. La aplicación se puede repetir cuando el efecto empieza a disminuir..

Se ha demostrado que a mayor cantidad de aplicaciones, mayor es el tiempo de acción de la toxina botulínica.

EFECTOS ADVERSOS:

La aplicación de la toxina botulínica tipo A es un procedimiento relativamente sencillo, pero se recomienda ser realizado por un especialista, preferiblemente cirujano plástico, por seguridad y para prevenir complicaciones que se pueden presentar si la persona que lo realiza no tiene los suficientes conocimientos de la anatomía facial. Las posibles complicaciones son: ptosis palpebral o caída del párpado superior,  diplopia o visión doble.

Algunos de los efectos adversos que normalmente puede presentar el paciente son: dolor e inflamación moderada en el sitio de infiltración y leve dolor de cabeza. Estas molestias aunque no son comunes en todos los pacientes, pueden estar presentes, pero las mismas desaparecen con el paso de las horas.

CONTRAINDICACIONES:

La toxina botulínica No debe aplicarse si el o la paciente presenta:

-Miastenia grave

-Enfermedades neuromusculares

-Alergia a la albumina humana

-Alergia a la toxina botulínica

-Embarazo o periodo de lactancia

-Ingesta de alcohol en la última semana antes del tratamiento

-Ingesta de aspirina o anti inflamatorios en las últimas dos semanas previas al tratamiento

WhatsApp chat WhatsApp us